Trucos contra manchas

Trucos contra manchas

Son muchos los tipos de manchas que podemos encontrar en manos y ropa, algunos muy difíciles de quitar si no usamos un producto específico o se frotan con insistencia. Existen trucos caseros contra las manchas que nos ayudarán a eliminar algunas manchas rebeldes.

Trucos contra manchas en las manos

  • Alcachofas: En Cynara sabemos bien que al cortarlas o pelarlas se deben usar guantes y no sólo por higiene, sino porque así evitas acabar con las manos “ennegrecidas” por la propia oxidación de la alcachofa. De todas formas que no cunda el pánico, si no has sido precavido y te encuentras con los dedos manchados de negro, prueba a frotarte las manos con medio limón. Verás qué pronto desaparecen.
  • Remolacha: Lo mismo que en el caso anterior, pero con el jugo del limón directamente sobre la piel. Procura hacerlo encima del fregadero para no ensuciar nada. Repite tantas veces como sea necesario.
  • Zanahorias: Mezcla a partes iguales zumo de limón con vinagre y lávate con la mezcla. Al poco tiempo irá desapareciendo. También puedes frotarte con un trozo de tomate.

Trucos contra manchas en la ropa

  • Alcachofas: Curiosamente el sistema es muy parecido al descrito arriba para las manos. En este caso aplica un poco de zumo de limón encima de la prenda y luego lávala normalmente.
  • Purés de verdura: Este tipo de manchas es bastante común en los niños, por eso cuando la mitad del plato acabe en su ropa, lávala a mano y ponla a secar al sol unas horas.
  • Zumo de frutas: Sumerge las prendas con este tipo de manchas en leche lo más caliente posible y a continuación lávalas como de costumbre. Si quedan restos, elimínalos frotando la prenda con glicerina, deja actuar 15 minutos y después aclara con agua tibia.
  • Espinacas: Frota estas manchas con la mitad de una patata cruda, lava con jabón y aclara con abundante agua tibia.
  • Tomate: En manchas de este tipo, la inmediatez con la que se limpia la mancha es muy importante. Retira primero los restos más engorrosos con una servilleta de papel. A continuación mete la prenda en agua muy fría con detergente.

Si no hemos podido tratar la mancha en el momento y nos encontramos con manchas resecas, mezcla un poco de agua con vinagre (mejor si es blanco), deja actuar y lávala normalmente.