Alcachofas para bebés: ¿Son buenas? ¿Cómo se preparan?

Alcachofas para bebés: ¿Son buenas? ¿Cómo se preparan?

Si eres ya papi o mami de un precioso bebé, o incluso si estás esperando la llegada de esa personita que llenará tu vida de felicidad, querrás cuidar su alimentación e incorporar a su dieta productos beneficiosos que le aporten los nutrientes necesarios para su crecimiento.

Como ya hablamos en la entrada titulada qué beneficios tiene la alcachofa, la alcachofa es uno de los productos vegetales que más beneficios presenta para la salud de las personas por lo que es algo natural que muchas madres y padres quieran incluir este alimento en la, recién estrenada, dieta de su bebé.

A continuación, vamos a repasar todos los conceptos fundamentales para que sepas cuándo y cómo incluir la alcachofa como uno de los alimentos de la dieta de tu bebé. ¡Sigue leyendo y no te los pierdas!

¿Son las alcachofas buenas y beneficiosas para un bebé?

La primera pregunta que solemos plantearnos es si realmente las alcachofas, en sus distintas formas, tanto al natural como en conserva, son beneficiosas para el organismo de personitas tan delicadas como son los bebés.

Si aplicamos el sentido común, llegaremos a la conclusión de que un alimento con tantos beneficios para niños y adultos, debería ser también beneficioso para un bebé. No obstante, hay que tener en cuenta una serie de factores, los cuales comentaremos seguidamente, para garantizar que el sensible sistema digestivo tu bebé pueda digerir correctamente la
alcachofa.

Dentro de los obvios beneficios que tienen las alcachofas para el desarrollo de un bebé podemos destacar los siguientes:

  • Presencia de multitud de vitaminas (A, B, C, E, …)
  • Gran cantidad de minerales (Potasio, calcio, magnesio, hierro , zinc, …)
  • Ayuda a mejorar el tránsito intestinal
  • Mejora el sistema circulatorio
  • Previene enfermedades del hígado
  • Ayuda a combatir enfermedades cardiovasculares

Por ello, en Cynara elaboramos, a partir de las alcachofas más buenas, los mejores corazones de alcachofa en conserva que harán que tu bebé crezca fuerte y sano.

¿Cuándo pueden empezar a comer alcachofas los bebés?

A pesar de los múltiples beneficios que hemos comentado anteriormente, los expertos en nutrición pediátrica recomiendan introducir la alcachofa a partir del octavo mes de vida, solo si el bebé es capaz de poder ingerir algunos alimentos sólidos. Eso sí, sólo el corazón de la alcachofa, ya que es la parte más blanda y sabrosa.

El hecho de tener que esperar entre 8 y 12 meses para incluir la alcachofa en la dieta de un recién nacido se debe a que, como otras hortalizas y verduras, cuentan con nitratos que el sensible estómago de un bebé puede no tolerar bien.

¿Cómo debes preparar las alcachofas para tu bebé?

Si lo que quieres es preparar las alcachofas de manera que tu bebé de entre 6 meses – 12 meses disfrute de su comida y se chupe los dedos, la mejor manera es la de hacer un puré de alcachofas para bebé.

El puré de alcachofa para bebes de 6 meses – 12 meses, añadiendo un poquito de aceite de oliva virgen extra, hará que sea un alimento fácil de ingerir y muy nutritivo.

Para realizar un puré de alcachofas a partir de alcachofas frescas es recomendable escoger los corazones tiernos de la alcachofa, retirando previamente las hojas externas. Una vez tenemos seleccionados los corazones más tiernos deben hervirse y triturarse solos o junto a otras verduras que puedan ser una alimentación complementaria adecuada.

Si por el contrario, se desea evitar el trabajo de pelar y limpiar las alcachofas frescas, en Cynara tenemos la solución perfecta, ya que nuestros corazones de alcachofa en conserva están realizados con el mimo con el que toda madre o padre elabora la comida de su hija o hijo.

En Cynara queremos cuidar la alimentación de toda tu familia, por ello ponemos mucho esfuerzo en disponer de los mejores productos a partir de la mejor materia prima. Visita nuestra web para conocer más acerca de nosotros y no te olvides de probar #LasAlcachofasMásBuenas.