Pizza de Alcachofas Cynara a la Romana y Queso de Anacardos

Para la masa:

  • 15 gr de levadura de panadero fresca
  • ½ cucharada de azúcar
  • 125 ml de agua tibia
  • 225 gr de harina
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Para la pizza:

Para el queso de anacardos:

  • 150 gr de anacardos remojados durante un mínimo de 2 horas
  • Zumo de un limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 125 gr de agua
  • 2 cucharadas de levadura de cerveza (opcional)

Mezclar la levadura con el azúcar en un cuenco pequeño y añadir el agua; dejar reposar 10 minutos o hasta que aparezcan burbujas en la superficie. Mezclar la harina y la sal en un cuenco mediano; hacer un hueco en el centro y verter ahí el aceite y la levadura mezclada con el agua. Mezclar con las manos hasta formar una masa firme. Volcar la masa sobre una superficie enharinada y amasar durante 10 minutos, o hasta que la masa esté suave y elástica. Echarla en un cuenco mediano ligeramente engrasado y dejarla reposar, tapada con un trapo húmedo, en un lugar cálido unos 30 minutos o hasta que duplique su volumen.

Mientras, prepara el queso de anacardos triturando todos sus ingredientes: anacardos previamente remojados (el agua del remojo se desecha), el zumo de limón, el agua, la levadura de cerveza, el aceite de oliva y la sal. Reserva este queso en un biberón o manga pastelera.

Cuando haya fermentado la masa ya se puede aplastar con el puño, amasar y formar una bola. Sobre una superficie enharinada, formar un círculo con la masa, y estirarlo con el rodillo desde el centro hasta los bordes, hasta que quede bien. También podemos estirarla con las manos si queremos que quede un poco más gruesa.

A continuación vamos a cubrir la masa con los ingredientes que hemos escogido: empezamos con la salsa de tomate y seguimos con los corazones de alcachofa a la Romana cortados por la mitad, las aceitunas negras cortadas en rodajas, las alcaparras y, por último, espolvoreamos con orégano. Seguidamente meteremos la pizza en el horno precalentado a 250ºC durante 5 minutos.

Pasado este tiempo sacamos la pizza del horno, ponemos encima en queso de anacardos que teníamos preparado y volvemos a meter la pizza en el horno durante otros 3 minutos, hasta que esté dorada y crujiente. Puedes acabar de decorarla con unas hojitas frescas de rúcula o de albahaca.

Producto utilizado en esta receta

Comprar ahora

Comentarios

He leído y acepto la Política de privacidad.

Aún no hay comentarios

Entradas relacionadas