Alcachofas sobre mesa listas para pelar y limpiar

Cómo limpiar y pelar alcachofas: Los mejores trucos y consejos

Las alcachofas están consideradas como un vegetal realmente saludable y un auténtico manjar cuando están en temporada. Sus diferentes formas de preparación la hacen un alimento muy versátil y que se adapta a todo tipo de cocinas, sumando a esto último sus grandes beneficios para nuestra salud y los altos aportes nutricionales, no es de extrañar que cada vez sea el plato estrella de más hogares.

Lo sabemos… a veces, limpiar y pelar alcachofas puede presentarse como un reto, ya que hay que tener cierta técnica para poder hacerlo de manera correcta. En este artículo te contamos paso a paso cómo limpiar alcachofas para que puedas preparar los mejores platos. ¡Sigue leyendo y no te lo pierdas!

¿Qué hacer para que no se oxiden las alcachofas?

Como hemos comentado, limpiar y pelar alcachofas requiere de cierta técnica que no es difícil de aplicar. No obstante, el problema se agrava cuando entra en juego la rápida oxidación de este vegetal. Las alcachofas se oxidan muy rápido, es una realidad, por ello, hay que tener claro qué método usar.

Una vez que empecemos a quitar las hojas exteriores de la alcachofa, comenzará a oxidarse y acabará ennegreciendo. Una vez que la alcachofa está negra sigue siendo útil para su uso, por lo que puede cocinarse, pero es probable que presente un aspecto menos apetecible, impregne nuestro plato de un tono más oscuro y, lo peor, que lo amargue. Sí, una vez la alcachofa está ennegrecida se vuelve amarga, por lo que hay que actuar rápido.

Para ello, una vez hemos realizado un corte que haga que se muestre el corazón, recomendamos ir frotando la alcachofa con un limón partido por la mitad, esto hará que el zumo del limón ayude a conservar la alcachofa mejor y a evitar la oxidación, mientras vamos limpiando.

¿Cómo conservar las alcachofas cortadas?

Existen diferentes técnicas y formas de evitar que las alcachofas se oxiden mientras vamos preparando nuestro plato. Entre todas ellas, hemos querido destacar la que, en Cynara, creemos que da los mejores resultados.

Toma nota del proceso para evitar que tus alcachofas se oxiden:

  1. Escurrir el zumo de 1 o 2 limones en un bol
  2. Añadir al bol 2 o 3 vasos de agua
  3. Añadir perejil no muy picado al bol con agua y limón
  4. Por último, incluir las alcachofas peladas a la mezcla

Siguiendo estos pasos, evitarás que tus alcachofas se pongan negras y afecten a tus ricas recetas. Hay otros métodos que incluyen vinagre, como parte del proceso, pero el vinagre aporta mucho sabor y puede afectar a la receta, incluso diluido en agua.

Por el contrario, el limón también ayuda a la conservación de la alcachofa, pero aporta mucho menos sabor que el vinagre. El perejil es un antioxidante natural muy potente, que no aporta sabor alguno, por lo que es muy recomendable su uso en este proceso.

¿Cómo se limpian las alcachofas?

Cómo pelar alcachofas

Dependiendo de su preparación, las alcachofas se pueden pelar y limpiar de diferente manera. No hay una única forma de pelar y limpiar alcachofas igual para todos los casos, ya que dependiendo de si están preparadas al horno, cocidas, salteadas o a la parrilla, su limpieza, pelado y troceado es diferente.

En Cynara hemos optado por explicar el método old school… ¡Vamos allá!

  1. Lo primero de todo es tener bien sujeta la alcachofa. Una vez la tenemos sujeta, vamos retirando las hojas exteriores, tirando de ellas hacia abajo hasta lograr que se partan.
  2. Hay que repetir lo comentado en el primer punto hasta retirar unas 4 o 5 capas de hojas. Una vez veamos que las hojas del centro están tiernas y que al doblarlas se empiezan a romper, debemos parar de retirar. Aunque la norma habitual suele ser que se retiren 4 o 5 capas de hojas, dependiendo de la calidad de la alcachofa o la temporada en la que nos encontremos, puede variar.
  3. El siguiente paso sería cortar el tallo, haciendo que queden un dedo entre el tallo y la base de la alcachofa.
  4. A continuación habría que pelar el tallo y la base tratando de no incidir en el corazón de la alcachofa.
  5. Una vez tenemos preparado el tallo y la base de la alcachofa, debemos realizar un corte a todas las puntas de las hojas.
  6. Finalmente, habría que cortar la alcachofa en porciones (mitades, cuartos, etc.) dependiendo del plato que vayamos a preparar.

¡Enhorabuena! Hemos conseguido juntos que limpiar y pelar alcachofas sea pan comido.

Esperamos que este artículo te haya sido útil. En Cynara queremos que las alcachofas no tengan más secretos. Conoce más acerca de Cynara y nuestros productos pinchando en el siguiente enlace: Alcachofas Cynara

¡Hasta pronto!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on pinterest

BLOG

Entradas relacionadas

Productos de alcachofas Cynara en Alimarket

Alcachofas CYNARA en Alimarket

Desde CYNARA os queremos hacer llegar una gran novedad: Alimarket, el gigante de la información económica y empresarial en el sector agroalimentario, ha dedicado un